Copa Santander Libertadores: Santos 1-1 Once Caldas

Neymar figura

VER GOLES

El Santos de Brasil acabó con el sueño copero del conjunto colombiano Once Caldas, el campeón de la Liga Postobon empató en el Pacaembú a un gol, pero cayó en casa por la mínima con el tanto de Alan Patrick. El equipo brasileño empezó ganando gracias a un bonito gol de su joya, Neymar, pero antes que se cumpliera la media hora en el primer tiempo, Wason Rentería emparejaría las acciones.

En apenas 11 minutos del primer tiempo y, luego de un mal rechazo de un jugador colombiano cerca a la media luna, el joven y talentoso jugador Neymar recibió el balón y la acomodó en las redes del arco de Martínez con un lindo derechazo. Las cosas se complicaban para el cuadro de Osorio que igual tenía que marcar dos goles para clasificar.

El Santos era un vendaval, se impuso con mucha autoridad en el centro de la cancha y arrimó al rival en propio arco con un juego vertical acompañado de gran velocidad. El Once Caldas no podía hallar la pelota para poder dar nuevamente un batacazo como lo hecho ante Cruzeiro, el gol de Neymar no parecía generar una reacción clara, por el contrario, salían tímidamente del agobio local pero sin un estilo de juego claro, perdido totalmente en la cancha el conjunto colombiano.

Cerca de la media hora, el Once Caldas encontró un gol impensado, pudo empatarlo gracias a un cobro de falta que fue bien aprovechado por su goleador, Wason Rentería. El gol daba una pequeña luz para los de Osorio, se pensaba nuevamente en la hazaña, sólo se necesitaba un gol más para dejar fuera al único equipo brasileño en carrera.

El gol sorpresivo encajado despertó a los locales, nuevamente se hicieron con el balón durante el tiempo restante de la primera mitad, pero no lograban definir la serie. Los primeros 45 minutos terminarían con una igualdad a un gol, con un Santos que arriesgaba un poco su clasificación a semifinales.

Tras el descanso, el Santos falló en definición, Zé Eduardo desbarató dos ocasiones de gol cantadas, el desenlace del partido demoró. El Once Caldas tomaría un poco de aire y agigantaría sus chances con nuevos ataques que en ocasiones arrinconaron al fatigado equipo de Muricy Ramalho, que daba indicaciones a sus dirigidos para que presionaran en el centro del campo y así evitar nuevos sustos, cosa que nunca más sucedió ya que el partido finalizaba y los locales avanzaban de fase.

Terminos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *