El buen presente del fútbol venezolano inicia con un nombre: José Omar Pastoriza

Pastoriza con un grupo de jugadores venezolanos

El actual entrenador de la Selección Venezolana, César Farías, confirmó que el presente de este gran momento futbolístico que vive la Vinotinto, se debe, en gran parte a la labor realizada por el argentino José Omar Pastoriza. Creo que poco conocido en el extranjero, pero muy recordado en su país, ese país que siempre ha sufrido para clasificar  a un mundial que parece serle esquivo, pero todo parecer tomar un cambio rotundo a un futuro inesperado y, por qué no, lleno de éxitos para Venezuela.

La Selección de Venezuela se le llamaba popularmente “La Cenicienta”, era obvio, de las 10 selecciones suramericanas, la Vinotinto nunca ha jugado un mundial de mayores y era muy común encontrarlos posicionados en el último lugar de la tabla de clasificación. En esta Copa América Argentina 2011, todo parece agigantarse para los de César Farías, estar entre las cuatro selecciones más importantes del torneo e invicto habla inmejorablemente del nivel que se vive en esta humilde selección, que quiere seguir escribiendo historia y generar un respeto en el fútbol mundial.

El DT venezolano dio declaraciones del excelente fútbol que ha enseñado la selección venezolana en lo que va del torneo, también reconoció la labor hecha por antiguos técnicos donde por supuesto, mencionó a Pastoriza, que murió en 2004.

“Pastoriza introdujo la técnica, la disciplina, la estrategia, y formó a un buen grupo de técnicos, que han seguido sus orientaciones y vibran como lo hacía él por el fútbol. Pastoriza dejó mensajes importante para el fútbol venezolano. Los resultados que se vinieron obteniendo en los últimos tiempos y estos mismos de ahora son, en gran parte, gracias al trabajo que hizo en nuestro país”

Repasando brevemente la historia de la selección venezolana, empezó a jugar en 1938, sin embargo, en el año 1952 se afilió a la FIFA. El mejor resultado de Venezuela en una Copa América había sido el quinto puesto en la edición de 1967 donde sólo participaron seis selecciones. La identidad, al parecer eso no existía en aquel plantel, en su primer partido, Venezuela tuvo que usar la camiseta de Peñarol para no confundirse con la remera que utilizaba Chile, por lo similares que eran. Las derrotas fueron muy comunes en esas épocas y un 11-0 era muy normal siendo Argentina el rival.

Como sabemos, los tiempos han cambiado, los jugadores igual, pero ciertos futbolistas dejando su pequeña huella como Dudamel, Mea Vitali, Urdaneta, Vallenilla, Angelucci, Juan Manuel Rey y entre otros. Claro está, los historiales son una muestra poco agradable para la Vinotinto, pero en el fútbol moderno han nacido jugadores de gran nivel como Salomón Rondón, estrella del equipo Sub 20 que disputó un Mundial FIFA por primera vez en su historia.

Lo de Pastoriza en la FVF es algo precaria. Desde el mes de noviembre de 1998 hasta su exclusión por la Federación local, en 2001, las estadísticas, infalibles en el fútbol, hablan de seis triunfos, cinco empates y un gran número de derrotas, 18 en total. Las últimas frases de Pastoriza luego de dejar el Caracas, uno de los clubes más importantes de la liga venezolana, fueron muy serenas

“Hicimos lo que pudimos, pero creo que el fútbol de Venezuela mejoró mucho con su selección, pero aún la competitividad del torneo local está muy lejos para ayudar a que ese progreso sea definitivo”

Sin dudas, el proyecto iniciado se está viendo con grandes resultados. En estos momentos Venezuela se encuentra entre las cuatro mejores selecciones de Suramérica, con opción de disputar la final sí gana ante Paraguay, otra favorita a ganar la presente edición de la Copa América junto a Uruguay, que se enfrentará a Perú.

 

Terminos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *