Fecha 36 Liga Española: Levante 1-1 FC Barcelona

Barcelona gana la Liga BBVA

VER GOLES

En el estadio Ciutat de Valencia con 17.000 mil espectadores, realmente repleto, el Barcelona se consagró campeón por vigésima primera vez del fútbol español, tercera liga consecutiva. El empate ante el Levante a un gol fue suficiente para tocar nuevamente la gloria, aunque empezaron ganando, un error defensivo permitiría la igualdad del local con gol del ecuatoriano Caicedo.

El Barcelona controló a su rival durante todo el encuentro, el Levante aguardaba agazapado en su propia parcela una oportunidad para marcar. No obstante, los catalanes siempre estuvieron muy firmes en el sistema ofensivo, que como ya sabemos en la mejor defensa que posee el cuadro de Guardiola. Con mucha precisión, excepto el error del empate, el FC Barcelona mereció mucho más que el 1-1, varias opciones de Messi desperdiciadas con previas jugadas individuales del argentino.

Ninguno de los dos equipos pareció incómodo en la cancha, durante media hora el equipo de Pep se hizo con el balón, dominó cada sector del campo, fue en este tiempo donde llegaría el primer gol del partido gracias al cabezazo de Seydou Keita luego de recibir un centro desde la derecha por Xavi. El juego culé era interrumpido en ocasiones por los robos esporádicos del rival, desperdiciando cada ofensiva con centros imprecisos y poca efectividad.

A partir del gol visitante, el Levante pudo aparecer incrementando su presencia en el encuentro y logrando la igualdad con el gol del ecuatoriano Felipe Caicedo gracias a un error de Piqué y Valdés, raro por jugadores con gran calidad técnica y de mucha concentración dentro del campo aprovechado por el delantero granota antes de finalizar la primera parte.

El segundo tiempo comenzó con las mismas sensaciones que en el los primeros 45 minutos, un Barcelona presionando, llevando susto al meta rival. En una jugada de claro peligro, en el minuto 57, el argentino Lionel Messi realizó una fascinante jugada individual saliendo de la marca de cinco defensores para luego estrellar el balón en el poste de la mano derecha de Gustavo Munua, por poco el gol de la jornada.

Ambos equipos parecían conformes con el empate, sin embargo, los de Guardiola aumentaron su verticalidad en el cuarto de hora final, al Levante no le incomodaba demasiado. A medida que el partido llegaba a su fin, el juego intenso fue disminuyendo, el árbitro daba el pitazo final y la alegría de los barcelonistas no se hizo esperar ya que el punto sumado de visitante era suficiente para finiquitar la Liga por tercera ocasión consecutiva.

Terminos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *