Fecha 36: Milán iguala con Roma y es Campeón

El AC Milán igualó de visitante ante la Roma sin goles y se coronó campeón de Italia por decimoctava vez en toda su historia. El punto cosechado en el Olimpico fue suficiente para que el cuadro “rossoneri” sumara una liga más en sus vitrinas a falta de dos fechas acumulando un total de 78puntos, seis más que el Inter, segundo en la tabla.

En el primer tiempo del partido, los locales estuvieron muy aplicados en la cancha logrando mostrar un buen sistema defensivo cuando salían de contra. La Roma avisó con un gran disparo desde larga distancia de Rodrigo Taddei, poco después, casi encuentra la apertura del marcador con una gran jugada de Cassetti gambeteando a Zambrotta con un lindo caño para luego asistir a Vucinic, que no pudo concretar la gran oportunidad.

El defensor Alessandro Nesta también fue protagonista al salvar una clara ocasión de gol para los romanos enviando al córner un balón que se dirigía claramente a portería. El equipo de la visita fue encontrando poco a poco su estilo de juego hasta plantarse peligrosamente en campo adversario. La Roma tampoco bajaba su presión llevando peligro al arco de Abbiati, quien primero tapó un remate de Vucinic y más adelante anticiparía a Simplicio con una excelente salida.

En la parte suplementaria, el guión cambió, al primer minuto y luego de varias variantes realizadas en el equipo milanes, Robinho inventó una gran jugada y estampó el esférico en el porse a la izquierda de Doni, segundos después de ese gran remate, Ambrosini tuvo una buena chance para marcar el primero del compromiso con una volea de derecha sin mucho éxito.

El Milán se plantó más fuerte en la segunda parte, no obstante, la Roma no dejaba de crear oportunidades importantes que inquietaban el arco de Abbiati. Después de la media etapa del encuentro, la intensidad se fue apagando paulatinamente, una de las consecuencias, el cansancio de la Roma, la otra por la conformidad del visitante de no arriesgar y seguir con el empate, algo que al final se dio.

Con dos partidos en disputa, el Milán tiene mucho tiempo para relajarse y dar descanso a algunos de sus jugadores más importantes. Por su parte, la Roma deberá dar todo de sí para poder ubicarse en puestos de Champions y salvar la temporada.

Terminos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *