Jersson Gonzales se retira del fútbol

Uno de los jugadores que mejor pegada ha tenido el fútbol colombiano, Jersson Gonzales, ha decidido retirarse de la actividad profesional. A sus 36 años el lateral derecho ha decidido colgar las botas y desde ahora se dedicará a formar futbolistas en las divisiones menores del equipo de sus amores, el América de Cali.

Jersson González es todo un ídolo y emblema en el cuadro de los diablos rojos ya que aportó a la obtención de 4 de las 13 estrellas (1997, 2000, 2001 y 2008) que posee el equipo, ahora en la segunda división del fútbol colombiano.  González también fue partícipe de la Copa Merconorte obtenida por América de Cali en el año de 1999.

Su futuro seguirá ligado a la institución de sus amores ya que hará parte del cuerpo técnico de las divisiones menores del América de Cali, situación que tiene muy motivado a González ya que le quiere enseñar a las pequeñas promesas todo lo aprendido durante su exitosa trayectoria.  

De esta manera le decimos adiós a un grande del fútbol colombiano, con exquisita pegada, un jugador que costará volver a ver en un fútbol colombiano en el que cada vez se trabaja menos los aspectos técnicos y se le da prioridad a la mecanización, a la estrategia y a la parte física. Jersson González sólo necesitaba un tiro libre en frente del área para destrabar un partido con su excelente pegada y de esos jugadores ya no hay en el fútbol colombiano.

Imagen de previsualización de YouTube

Terminos Relacionados

Una respuesta a Jersson Gonzales se retira del fútbol

  1. JAIME MENDEZ C dijo:

    Solamente quiero decirle gracias a un grande del fútbol y buena suerte, por su honradez y entrega en la cancha a pesar de los años que al final se notan aunque la calidad no se improvisa y se destaca, así se juegue a veinte cuando antes se jugaba a cien por hora. Su calidad humana y don de gentes lo distinguieron y nunca se vio envuelto en episodios de agresión aleve a sus compañeros y adversarios de juego en el campo; se fue cuando sintió que no podía rendir lo que quería y cuando seguramente este juego no lo divertía ya y las lesiones acumuladas le amarraban las piernas al césped y no lo dejaban correr lo que requería . Que DIOS lo guíe y descubra en esa mechita muchos cobradores de tiros libres como él.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *